TALLER “MI PRIMER QUIJOTE”

Gran centro de interés !

El blog de primaria del CEIP Guindalera

Los alumnos de 2° DE PRIMARIA han asistido en la Biblioteca Buenavista al taller con mucho interés…

Ver la entrada original

Anuncios

En la biblioteca de la calle Azcona – últimas pinceladas en este lugar.

Una “asociación” nace de una intención por contribuir a la sociedad, por mejorar el barrio, por relacionar elementos cotidianos de la vida de nuestros niños y niñas como la escuela y la biblioteca, pequeños oasis en el desierto de la ciudad que se presenta ante ellos como un monstruo ingobernable.

Se me perdió el carnet de biblioteca correspondiente a la asociación y es cierto que cuando he ido a que me den otro he tenido que justificar los fundamentos de esta asociación.

En primer lugar, no podemos llamar asociación a algo que no está constituído legalmente, pues en un primer momento no se recogieron los ánimos para ir al registro de asociaciones e inscribirla como corresponde.

En un segundo lugar, podríamos decir que no vale la asociación de un individuo consigo mismo, “no me puedo asociar conmigo mismo para obtener un salvoconducto”

En tercer lugar, la ley se queda lejos del deseo, de la intención, de la construcción de las cosas bellas sirviéndonos de artefactos culturales.

En cuarto lugar, la definición jurídica no hace que aquí terminemos un ciclo, pues el ciclo ya estaba terminado hace tiempo y debemos tomar conciencia para construir nuevos proyectos más ilusionantes todavía, más hermosos pues todo ello cabe.

En quinto lugar, expresar el pequeño malestar que en este momento tengo frente a una administración que no ha comprendido el fin último de la obra pero este es sólo un principio del camino: desde el 2011 caminando.

En sexto lugar, no me hago eco de los comentarios malintecionados ni utilizo el plural mayestático de reyes, reyezuelos ni artistas fraudulentos.

La cuestión colaborativa a veces se excede del más elemental sentido común.

PD: Hasta siempre, Manuel Alvar.